viernes, 23 de enero de 2009

Un descubrimiento la mar de sugeretne

Estos días he estado "desconectada" forzosamente. El lunes me operé para dejar de necesitar las gafas. Tras el miedo, la inquietud y, también, el deseo, llegó el momento esperado. Todo salió muy bien. Ningún dolor, ningún contratiempo y es que, como vidas, no hay dos pacientes iguales ni dos personas iguales.

Aún no puedo dedicar largo rato a leer y escribir, pero mi curiosidad me lleva a asomarme a los blogs que sigo, ávida de sus nuevos post. Cuál fue mi sorpresa el otro día que descubrí unas interesantes sesiones de psicoanálisis. Lo cierto es que me gusta tanto ser paciente como ser psicoanalista y por ello me resulta tan sugerente y curioso leer las respuestas de uno y de otro

Miles y miles de páginas escribió Sigmund Freud, pero muchas otras también se han escrito, con menos trabajo, menos estudio y bastante más prejuicios, en contra del Psicoanálisis. Muchos de ellos son pacientes molestos, científicos fracasados o personas deseosas de tumbarse en el diván con "demanda invertida". Cuántas veces uno dice "¡esto no me gusta, esto no me gusta!" y se pasa la vida hablando de ello o es el primero en hacer eso que dice no gustarle tanto.

Es tan curioso el ser humano, tan apasionante a la vez que controvertido, que dedicarse a esto no sólo sirve para estudiarse a sí misma cada vez que toca tumbarse en el diván, sino que las múltiples lecturas, seminarios, clases, conferencias enriquecen de tal manera la vida que a veces yo misma "alucino" con la vida que he elegido.

Visiten este interesante blog en el que encontré unas sesiones de psicoanálisis muy sugerentes.http://lacomunidad.elpais.com/psicoanalisisypsicoanalisis/posts

Saludos y no dejen de conversar con sus comentarios.

Gracias

1 comentario:

Leo Zelada Grajeda dijo...

Dicen que el mejor Psiconalista es un camarero. Tu que opinas?